Blog para LAtinoamérica

Blog para LAtinoamérica

viernes, 1 de agosto de 2014

Estrés Bueno contra Estrés Malo

Muchas veces el término "estrés" tiene una mala reputación, pero la evidencia sugiere que no siempre es tan malo. Los profesionales de negocios observan que los retos y el estrés pueden ser ingredientes para alcanzar el éxito dentro de nuestro trabajo. Por supuesto, hay efectos secundarios negativos cuando el estrés es demasiado. Comprender y aprender a manejar el estrés, el bueno y el malo, puede hacer toda la diferencia. 

Estrés Bueno
El estrés bueno es conocido como eustrés, y eleva tus niveles de conciencia y despertar. Incluso eleva tu habilidad para adaptarte al cambio. James Campbell Quick, Director Ejecutivo de la Academia de Liderazgo Goolsby, dijo "Debido a la energía que la respuesta al estrés provee, realizas tareas a niveles superiores." Este es el estrés experimentado por atletas que les permite realizar su mejor tiempo cuando están bajo presión. El eustrés también es utilizado para despertar tus instintos, favoreciendo el enfoque físico y mental que necesitas cuando te sientas amenazado. 

Estrés Malo
Mucho de algo puede llevarte al desastre también. El eustrés puede convertirse rápidamente en distrés (estrés malo). Éste puede causar dolor de cabeza, tensión, fatiga, pérdida de cabello e incluso aumentar el envejecimiento. A pesar de que el estrés no se puede evitar, sí se puede manejar. 

La clave para experimentar estrés bueno mientras el malo disminuye, es limitando tu exposición a situaciones estresantes y manteniendo niveles sanos de conciencia. Te dejamos algunos consejos para convertir tu estrés en éxito: 

  1. Evita altos niveles de cafeína. La cafeína puede aumentar tu ritmo cardíaco, lo que puede provocar un aumento en los síntomas del estrés. 
  2. Ejercicio. La actividad física es una manera de mantener tu cuerpo saludable, además de ser una excelente salida para el estrés. 
  3. Que dormir sea una prioridad. La falta de sueño puede llevarte a tener serios problemas de salud y puede bloquear tu habilidad para manejar el estrés. 
  4. Limpia el desorden. Vivir y trabajar en un ambiente limpio ayuda a aumentar el enfoque y la productividad. 
  5. No insistir en el pasado. Hay ciertas cosas que no tenemos la habilidad de cambiar. Insistir en esas cosas puede provocar exponernos por mucho tiempo al estrés malo. 
¿Tú que haces para manejar el estrés? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Blogging tips