Blog para LAtinoamérica

Blog para LAtinoamérica

lunes, 11 de mayo de 2015

Transformando lo Negativo en Positivo


Cada uno de nosotros tiene rasgos y características de personalidad que nos hacen ser lo que somos. Estas cualidades nos moldean y nos forman como individuos únicos y nos diferencian del resto de las personas. Ya que cada uno de nosotros posee su propio conjunto de características, aptitudes y perspectivas, aportamos algo diferente cuando trabajamos en conjunto con otras personas. Como miembro de un equipo, obtienes la energía positiva que tus colegas emanan o te desanimas con su negatividad.


CONSEJO DE NU SKIN Evita la arrogancia, pero siéntete orgulloso de tu trabajo y emana confianza como líder.


Los líderes a menudo reciben críticas por su negatividad. Para poder ser visto como una influencia positiva, es vital que un líder aprenda a cultivar un ambiente donde su equipo se sienta bien informado, fortalecido y motivado. Sin embargo, en medio del estrés y de las responsabilidades podrías sentirte acorralado, es fácil permitir que los rasgos negativos salgan a la superficie. Lo que puede distinguirte como líder es la capacidad de emplear la energía de los rasgos negativos para que ayuden en vez de entorpecer.

Los siguientes rasgos de personalidad son a menudo percibidos como algo negativo. Selecciona aquellos con los que más te identificas y aprende a usarlos para tu provecho.

Arrogancia. Como líder, sentirse orgulloso por tus éxitos y logros le muestra a tu equipo que tú crees en lo que estás haciendo. Un líder que cuestiona provocará que su equipo haga lo mismo. Debes estar dispuesto a tomar riesgos, esto probará a tu equipo que tú crees en sus habilidades para tener éxito.  

Envidia. Poseer una naturaleza competitiva puede escalar rápidamente a un nivel poco saludable. Sin embargo, si se mantiene controlada, la envidia puede trabajar a tu favor. Si descubres que deseas obtener los mismos logros de otras personas, emplea tu intelecto y trabaja éticamente para alcanzar el éxito. Permite que tu naturaleza envidiosa trabaje a tu favor.  

Egoismo. Aunque enfocarte en ti mismo puede parecer negligente, es importante aprender cuando es adecuado decir “no”. Asumir el papel de una persona complaciente te quitará tiempo y energía valiosos para cosas que importan. Para poder ayudar a otros deberás ser capaz de ayudarte primero a ti.

Pesimismo. En pequeñas dosis el pesimismo puede brindar algo de perspectiva muy necesaria. Estar consciente de las cosas que podrían estar mal, te permite planear de acuerdo a percances inesperados y establecer las medidas necesarias para evitarlos. “Un líder necesita conocer sus fortalezas de la misma manera que un carpintero conoce sus herramientas o que un médico conoce los instrumentos a su disposición. Lo que tienen en común los grandes líderes es que cada uno realmente conoce sus fortalezas y puede recurrir a éstas en el momento adecuado.” –Donald O. Clifton

Presta atención a las percepciones negativas que la gente tiene de ti e identifica formas en las que puedas canalizar esos rasgos de manera adecuada y usarlos como una fortaleza. Aprender a transformar lo negativo en positivo, te permitirá dirigir efectivamente y lograr el éxito.


Fuentes

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Blogging tips