Blog para LAtinoamérica

Blog para LAtinoamérica

viernes, 15 de enero de 2016

No Te Sientas Paralizado Por La Indecisión

Inmediatamente después de despertarnos nos enfrentamos con decisiones. ¿Vas a salir de la cama, o vas a dejar que el despertador vuelva a sonar y dormir durante otros cinco minutos? Algunas decisiones se toman con rapidez, mientras que otras pueden tardar un poco.

Dependiendo de la naturaleza de tu decisión, podrías pasar horas, días o meses analizando cada pedazo de información que puedas encontrar. Pero, ¿qué sucede cuando una decisión debe hacerse sin conocer toda la información? Aquí hay cuatro preguntas que debes hacer al tomar una decisión rápida.


1. ¿Qué tengo que perder al tomar esta decisión? Si no conoces toda la información, la lista puede ser corta, pero al menos es un punto de partida. El uso de la información que tienes, te ayudará a pensar en los resultados futuros negativos. Por ejemplo, al tomar esta decisión, ¿vas a perder el tiempo o perder dinero? Tal vez tendrás menos tiempo para compartir con tu familia. Piensa en las repercusiones que tu decisión tendrá en un futuro.
 

2. ¿De qué manera esta decisión te beneficiará? Ahora piensa en todos los resultados positivos. ¿Qué tienes que ganar? Una vez más, esta lista puede ser corta, pero te dará una lista de pros para sopesar tus contras. Al tomar esta decisión ¿va a ser más rentable o voy a tener más tiempo para mi? ¿tu decisión te permitirá ser más eficiente y tener más tiempo libre? Explora todos los beneficios potenciales.


3. ¿De qué manera esta decisión afectará a los que te rodean? Tener en cuenta la forma en que tu decisión tendrá un impacto en los demás. Piensa en todos los grupos de personas con los que interactúas, como amigos, familiares o compañeros de trabajo. ¿Qué van a ganar o perder con tu decisión?
  

4. Por último, ¿que cantidad de riesgo estás dispuesto a tomar? Cada decisión implica un riesgo. Necesitamos hacer una elección consciente de la cantidad de riesgo que se tomará. ¿Vale la pena el riesgo de perder un empleo o estar lejos de la familia? La evaluación de los riesgos hará que estés preparado para tomar la mejor decisión posible.

Al hacer tu decisión, recuerda que el éxito requiere de acción. La adopción de medidas puede ser la diferencia entre el éxito y el fracaso. Llegar a una decisión rápidamente te ayudará a no quedar  paralizado por la indecisión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Blogging tips