Blog para LAtinoamérica

Blog para LAtinoamérica

jueves, 9 de febrero de 2017

Mecanismos de Protección y Reparación del ADN

(Parte 2 de 7)

¿Alguna vez te has detenido y preguntado si tu ADN está funcionando adecuadamente? Si nunca lo has hecho, no estás solo. A pesar de que tus procesos de ADN no siempre están presentes en tu pensamiento, proteger y reparar tu ADN es vitalmente importante para mantener tu salud.



LA FUNCIÓN DE LA PROTECCIÓN Y REPARACIÓN DEL ADN

Si no estás familiarizado con el ADN, puedes imaginarlo como el centro de comando de tus células. Las células dependen del ADN para entender cómo deben construir las proteínas estructurales y funcionales que necesitan. Así que, para mantenerse saludable, la información que se retiene dentro de tu ADN debe mantener su integridad y estabilidad para garantizar que los comandos adecuados se lleven a cabo dentro de la célula.

Para lograr esto, tu ADN no solamente está escondido profundamente dentro de la célula, sino que también tiene mecanismos de protección, como los telómeros. De la misma manera que los cordones para zapatos tienen puntas en los extremos para protegerlas contra el desgaste o deshilado, los telómeros brindan protección para las cadenas del ADN. Los telómeros son esenciales para estabilizar el ADN, defendiéndolo contras las mutaciones del ADN y manteniendo un control adecuado del ciclo de vida de las células.

Sin embargo, incluso con estas protecciones, tu ADN está constantemente expuesto a factores dañinos como los radicales libres y productos residuales del metabolismo que pueden cambiar su estructura, e incluso su composición. De hecho, los científicos han estimado que “¡una sola célula puede sufrir hasta un millón de cambios de ADN al día!”1

Para contrarrestar estos cambios, tus células tienen mecanismos para reparar el ADN, incluyendo enzimas reparadoras, las cuales pueden reconocer y corregir el daño al ADN. Puedes imaginar a tu ADN como si fuera un ensayo escrito y tus enzimas reparadoras como correctores de textos que revisan el mensaje de tu ADN y corrigen cualquier error.




CÓMO IMPACTA TU SALUD LA PROTECCIÓN Y REPARACIÓN DEL ADN

Desafortunadamente, con la edad y con las elecciones de estilo de vida poco saludables, los factores que dañan el ADN aumentan y los mecanismos de protección y reparación del ADN disminuyen. Esto puede provocar que el ADN se dañe y se desestabilice progresivamente más con el paso del tiempo.

Este desequilibrio provoca una mala gestión de las funciones celulares importantes e interfiere con el manejo saludable del ciclo de vida de las células. No es de sorprenderse que esta disminución en el centro de comando de la célula tenga implicaciones directas a la salud y al desempeño dentro de todo tu cuerpo. Si bien puedes no sentir tu ADN directamente, ciertamente sentirás su impacto en el proceso del envejecimiento. Así que comienza ahora a hacer cambios positivos en tu alimentación y en tu estilo de vida para poder respaldar tu ADN.


No te pierdas el próximo artículo para aprender más. Búscalo bajo la etiqueta de ageLOC Youth. 
Para más información acerca de ageLOC Youth (YS o YouthSpan) visita www.nuskin.com 


Escrito por:
Steven Tolboe
Gerente de Comunicación & Formación Técnica Pharmanex


Fuentes:
1)    Clancy, S. (2008) DNA damage & repair: mechanisms for maintaining DNA integrity (Daño & reparación del ADN: mecanismos para mantener la integridad del ADN). Nature Education 1(1):103

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Blogging tips